Blue Monday

Aceptar-una-FIV-negativaAbres Instagram y ves esa foto que te han obligado a hacerte tus compañeras al bajar a tomar café. Tú no ves más que tus ojeras eclipsando esa falsa sonrisa que has esbozado y te preguntas una vez más por qué te has dejado hacer esa foto. Seguramente por no discutir. Ya estás harta de eso.

Otra vez en tu mesa y otro día horrible. Hace frío, no tienes dinero después de la cuesta de enero y te acaban de bajar el sueldo «por la crisis». No tienes fuerzas para salir a hacer deporte y te ves terrible después de los excesos navideños. Tienes un mal día. Como el anterior, y como el anterior al mismo. No tienes ganas de nada, sólo esperas un momento que te devuelva un poco los ánimos, la ilusión. A todos debería pasarnos algo bueno, simplemente porque sí. Bueno, qué demonios, porque nos lo merecemos. Nos pasamos la vida esforzándonos, muchas veces olvidándonos de nosotros mismos y no recibimos mucho más que rutina, fracaso, silencio, cansancio. Respiras hondo para que no se te escapen las lágrimas y vas a por el segundo café del día. Muy caliente, porque hace frío, mucho frío.

Puede que pienses que no sabes lo que te pasa. Salesa dar una vuelta para despejarte a la hora de comer y, al caminar por la calle, te resbalas con las hojas que hay caídas por el suelo y les das patadas. Te estás convirtiendo en una persona amargada. Y es una lástima, pues no es porque no luches, sino porque la realidad acaba por disolver tus ilusiones. Ni siquiera ves que te estás marcando metas demasiado altas y que por eso ya no valoras nada de lo bueno que hay en tu vida. Tanto frío, tanta carencia, tanta negatividad te han dejado ciega. Puede que lo único que necesites sea despejarte. Una buenas vacaciones con un poco de sol y de tranquilidad, separarte de todo y volver con las pilas recargadas. Pero estamos en enero. Así que toca esperar.

Al menos hoy te han dejado salir a tu hora. Piensas que ni siquiera tienes algo apetecible en la nevera , pero que no tienes ninguna gana de hacer la compra. Abres la puerta con un chirrido incómodo y miras la gotera que tienes en la entrada antes de fijarte en la cajita que está en medio del pasillo. Extrañada, la desenvuelves y encuentras una tableta de tu arca de chcolate preferido y un sobre con una nota.

«Estamos abajo, donde siempre. ¡Te vamos pidiendo una caña!»

 

Lo bueno de un día tan horrible como el de hoy es que no hace falta mucho esfuerzo para conseguir mejorarlo.

You work at a smile and you go for a ride
You had a bad day
You’ve seen what you like
And how does it feel for one more time
You had a bad day
You had a bad day

¡Feliz peor día del año a todos!

Y en la columna de la derecha os podéis suscribir 🙂

Advertisements

One thought on “Blue Monday

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s