Mónica y su padre (por Karuna)

alcoholMónica mira el reloj de su celular, que marca las 7:30 p.m., su corazón palpita intensamente y está desesperada por regresar a su casa. El camión está saturado, la joven pide su parada; Ya oscureció, asustada, corre hasta llegar a su hogar.

En casa sirve la cena a sus hermanos pequeños. Ya dormidos en su cuarto, se queda en la sala para esperar a un padre que no llega de trabajar. Para la medianoche se escucha un ruido idéntico al golpeteo de una botella contra la puerta, es Raimundo, su padre completamente borracho, Mónica no tiene más remedio que atenderlo.

 

—¿Te sirvo la cena, papá? —pregunta Mónica tratando de controlar su nerviosismo mientras le quita el calzado a su padre.

—Joven, deme otra.—dice Raimundo volteando en repetidas ocasiones la cabeza y alzando la mano con la botella de cerveza.

—Papá, soy Mónica.—dice ella con firmeza y frunciendo el ceño ante los ojos de su padre.

—¿Qué te quedas mirando? ¡TRÁEME OTRA BOTELLA! —grita Raimundo, mientras Mónica aprieta sus dientes sin abrir la boca.

—¿Así me agradeces el ayudar con los gastos, cuidar y alimentar a los niños en tu ausencia? Tan sólo… ¿Para aguantar tus insultos de borrachera? —pregunta la joven resistiendo un nudo en la garganta.

—No me hagas reír —carcajea Raimundo mientras intenta tocar la pierna de su hija.

—¡No vuelvas a tocarme! —grita la muchacha al darle una bofetada a su padre, aunque éste, no deja de carcajear.

 

Mónica deja a su padre en la sala y huye por las escaleras hasta llegar a su habitación. Observa en el espejo su rostro cubierto de lágrimas, mientras abraza el retrato de su familia.

 

Sin embargo, sólo puede tragarse el llanto, respirar profundo y regresar abajo para atender a su padre que se ha quedado completamente dormido, que quizás no recuerde que le tomó la pierna, que tal vez se olvide de su madre a su modo, que cuando se levante sólo pedirá un desayuno picante para prepararse antes de ir al trabajo, no discutir con él lo que pasó en la noche, por lo tanto, lo mirará a los ojos, le dará un beso de despedida, dejará a los niños en la escuela, limpiará la casa, y en la tarde cuando los deje en casa, se irá a la escuela para regresar a las 7:30 y esperar a que su padre llegue para la cena.

 

La vida apesta, piensa Mónica mientras, se ve en el espejo que está en la sala.

 

 

Until a quarter-to-ten… I saw the strain creep in…

He seems distracted and I know just what is gonna happen next

 Before his first step… he is off again

Gracias a Karuna por su colaboración. Ella es autora del blog

Mi Refugio es un Mundo de Ficción, que podéis leer aquí: http://unknownidentify.blogspot.mx/

Imagen: http://www.clinicaser.info

En la columna de la derecha puedes suscribirte para leer más historias cantadas.

Advertisements

One thought on “Mónica y su padre (por Karuna)

  1. Muchas gracias, Cova.

    Come te conté por Gmail, esta breve historia retrata la vida cotidiana de muchas familias. La hora de elegir la canción adecuada al relato -gracias a mi hermano- no fue del todo fácil.

    Leer mi relato como si fuera cualquier lector me hace sonreír y llorar, a la vez. No solo la historia, sino por recordar aquellos días que reflejaron momentos de tensión y satisfacción con este pequeño texto literario.

    Escuchar la canción que forma parte de la banda sonora de mi relato, me emocionó como toda escena impactante o conmovedora de una serie.

    Antes de terminar, ¿Puedo seguir escribiendo más relatos? Quiero seguir colaborando para esta página y el hecho de ser una fiel lectora del blog sería un gran honor. 🙂

    Saludos Karuna ^^

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s